Sánchez se compromete ante Podemos a impulsar el reconocimiento del Estado palestino

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sigue en su recta final en busca de apoyos a la investidura. O, por lo menos, en su propósito de dejar claro que el culpable de ir a elecciones es el partido de Pablo Iglesias y no el PSOE. El candidato socialista no tiene problema incluso en condicionar la agenda internacional de España. Por ello, acaba de comprometerse ante Podemos a reconocer al Estado palestino y a hacerlo en un pronunciamiento conjunto de los Estados miembros de la Unión Europea.

La noticia no sentará demasiado bien ni a Estados Unidos ni a Israel, dos potencias con las que mantenemos relaciones comerciales y empresariales. Pero lo cierto es que la decisión ya está tomada. Y supone el compromiso de impulsar “el reconocimiento del Estado palestino por parte de los Estados miembros de la Unión Europea”. Un compromiso que va acompañado de un segundo objetivo: trabajar sobre “la solución de dos Estados -Israel y Palestina– por ser la única vía para garantizar una paz justa, global y duradera entre israelíes y palestinos”.

Pero, eso sí, partiendo de la premisa base de que el objetivo es el reconocimiento de Palestina como Estado.

Los socialistas saben que este posicionamiento internacional puede tener consecuencias negativas para España. Por eso, en el fondo, han tomado una decisión que les sitúa a medias de lo que reclamaba Podemos. Y es que ese reconocimiento de Palestina por parte de la Administración Sánchez gana tiempo hasta materializarse debido a que, según la fórmula definida, tendría que esperar a materializarse al logro de una postura conjunta en la Unión Europea.

Petición de Iglesias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reclamó hace ya un año un pronunciamiento más drástico tras reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. «Hemos propuesto al Gobierno que reconozca al Estado palestino, y el Gobierno nos ha asegurado que lo va a estudiar”, aseguró Iglesias en aquel momento.

Pedro Sánchez no ha querido llegar a semejante conclusión ante la evidencia de que no es lo mismo ser el primer Estado de la UE que tome esta decisión en solitario que hacerlo de manera conjunta e institucional con Europa.

Pero, aún así, lo cierto es que un documento de compromiso elaborado entre el Gobierno de Sánchez y Podemos recoge ya el posicionamiento expreso de los socialistas de reconocer oficialmente a Palestina como Estado. Una decisión que persigue restar argumentos a los votantes de Pablo Iglesias e incentivar que se conviertan votantes socialistas. Pero que no se verá exenta de consecuencias en el panorama internacional.

Y es que el reconocimiento de Palestina como Estado ha sido, es y será uno de los asuntos globales rodeados de mayor tensión de todos los que llenan la agenda internacional.

Artículo Original