La negativa del Gobierno de Sánchez a ayudar al ‘Open Arms’ amplía la desconfianza de Podemos en el PSOE

La gestión de la crisis humanitaria que atraviesa el buque de rescate español Open Arms por parte del Gobierno del PSOE agudiza aún más el distanciamiento entre el Partido Socialista y Podemos de cara a reiniciar las negociaciones con el fin de facilitar la investidura de Pedro Sánchez, algo que debería ocurrir el próximo mes de septiembre.

Según reconocen varios dirigentes del PSOE, altos cargos de Podemos les han trasladado «su decepción» por la pasividad del ejecutivo de Sánchez para dar una solución a las varias peticiones de la ONG española, la última dar asilo a 31 menores que se encuentran en el interior del barco. Una decepción a la que se le suma también «el cabreo», explican desde Podemos, por las palabras del ministro de Fomento en funciones José Luis Ábalos.

Esas mismas fuentes aseguran que entre los mensajes recibidos por parte de su ‘socio preferente’ los podemitas «no entienden» la inacción del ejecutivo, cuando nada más llegar al poder abrió el puerto de Valencia para la recepción de más de 600 migrantes a bordo del Aquarius.

En aquella ocasión, y según relató en su libro ‘Manual de Resistencia’, Sánchez consideró un logro personal «haber salvado vidas». Además durante estos doce meses, el Gobierno, también ha autorizado al propio Open Arms desembarcar a un centenar de refugiados en el puerto de Algeciras.

Con Pablo Iglesias e Irene Montero desaparecidos por su reciente paternidad, a pocos días de volverse a reunir para intentar lograr un acuerdo, han sido la eurodiputada Maria Eugenia Rodríguez Palop y el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, los responsables de poner voz a ese enfado de los podemitas con el PSOE.

Palop, en un vídeo, ha recordado a Sánchez que «puede salvar vidas» mientras le exige que «cumpla con la legislación internacional con la que España se ha comprometido».

El líder de IU, por su parte, amenaza al presidente en funciones de «ser cómplice de las muertes del Mediterráneo» por no interceder ante el resto de estados miembros de la Unión Europea, con el fin de desbloquear cuanto antes la situación de los 151 migrantes que llevan ya catorce días a la deriva.

Sánchez no responde

El fundador de la ONG, Óscar Camps, ha asegurado en las últimas horas que el presidente en funciones Pedro Sánchez, le ha negado hasta en tres ocasiones una reunión solicitada por carta. Desde Open Arms lamentan que los socialistas se niegan a hablar con ellos, mientras si mantienen contacto con Angela Merkel y Emmanuel Macron.

Artículo Original