Iglesias y Sánchez no han intercambiado ni una palabra desde su sonado y público ‘divorcio político’

Nulo, así es el contacto de Pablo Iglesias con Pedro Sánchez después de la ruptura pública de su posible alianza gubernamental en la investidura fallida celebrada en el Congreso el pasado 23 de julio. Ambos «socios preferentes» no llegaron a un acuerdo para formar un Gobierno de coalición y el socialista se quedó compuesto y, al menos de momento, sin Presidencia del Gobierno. Este lunes, semanas de aquel divorcio político, Carmen Calvo ha confirmado en una entrevista en Cadena SER que, efectivamente, Sánchez e Iglesias no han intercambiado ni una palabra para negociar de nuevo la investidura.

Ha admitido, además, que al PSOE le gustaría tener una reunión con los responsables de la formación de Iglesias «pronto» para mejorar el programa de gobierno de los socialistas con sus aportaciones y las de los diversos colectivos con los que se ha estado viendo Sánchez en las últimas semanas.

No obstante, la socialista ha reconocido que al PSOE y a Podemos les separan «muchas cosas» en políticas de Estado y ha coincidido con la eurodiputada morada María Eugenia Rodríguez Palop en que una crisis como la vivida con el barco de la ONG Open Arms habría generado «tensiones» en un Gobierno de coalición. Ha asegurado que desde el PSOE quieren tener una reunión con Podemos «pronto» porque «tenemos un programa más allá del que tiene el PSOE, a pesar», ha advertido, de que «el PSOE ha ganado las elecciones generales» el pasado 28-A.

Ha criticado, además, «el personalismo» de Iglesias porque, según ha dicho, «tiene una dosis muy aquilatada y nosotros siempre hemos que queremos hablar de programa, leyes y luego ver las áreas de gestión, los cargos y los nombres». Sin embargo, ha insistido Calvo, esto «no ha sido posible» y ha señalado que «si las cosas no cambian, este señor –refiriéndose a Iglesias– será la segunda vez que cierre el paso a un presidente socialista».

No obstante, y a pesar de las palabras de Calvo sobre las futuras reuniones de Sánchez con algunas de las formaciones políticas, el presidente del Gobierno en funciones, que desde el viernes 9 de agosto descansa en el Palacio de Las Marismillas (Doñana, Huelva) sólo tiene, por ahora, un acto previsto esta semana: la reunión del Consejo de Ministros el viernes 23. Fuentes de La Moncloa desconocen la fecha exacta en la que Sánchez retomará su agenda. De momento, no hay instrucción oficial. La previsión también es que reinicie sus contactos con colectivos y organizaciones sociales, cuya organización depende de Ferraz.

Artículo Original