El juez Alba: “Podemos, Iglesias y Rosell hacen campaña electoral con mi sentencia”

El juez Salvador Alba ha sido condenado a seis años y medios de prisión; dieciocho meses de inhabilitación y a indemnizar con 60.000 euros a la juez y diputada podemita Victoria Rosell. La sentencia, que todavía no es firme, se conoció este martes y fue aplaudida por diputados de Podemos través de las redes sociales.

El magistrado Alba denunció a la juez Rosell por haber instruido una causa donde presuntamente podría tener intereses económicos indirectos. Sin embargo, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) sostiene que el juez Salvador Alba cometió delitos de prevaricación, falsedad y cohecho al manipular presuntamente una instrucción penal para perjudicar a Rosell (a quien sustituía al frente del Juzgado).

PREGUNTA: ¿Considera que ha sido justa la condena que le han impuesto?

RESPUESTA: Considero que no porque no se mencionan las pruebas que se presentaron por mi parte. Al no mencionarse, los que estamos en Derecho, sabemos que una sentencia se ha de redactar valorando la prueba, la contraprueba y luego que el fallo recoja en la conclusión la que más se ajuste al tribunal: bien la tesis de la acusación o bien la tesis de la defensa. Esto no ha ocurrido en la sentencia y en consecuencia no es una sentencia justa.

P: ¿Qué pruebas aportó en el juicio que no han sido tenidas en cuenta en la sentencia?

R: Nosotros presentamos abundantes pruebas documentales como actas notariales de un testigo que era administrador de la empresa Seguridad Integral Canaria de Miguel Ramírez Alonso (quien estaba siendo investigado por la juez Rosell por delitos contra la Hacienda Pública). El testigo contó ante un notario una historia en la que se contaba que la grabación del ‘Caso Alba’ fue un montaje llevado a cabo por Miguel Ramírez Alonso con la ayuda de un técnico de sonido y con la asistencia de la juez Victoria Rosell y de su pareja Carlos Sosa.

En los documentos aportados como prueba también se recogen unos mensajes de WhatsAap –supervisado ante notario– donde se muestra cómo la pareja de la juez Rosell, Carlos Sosa, dio indicaciones para que le llegaran a la defensa de Ramírez sobre el escrito que debía presentar en la causa que instruía su pareja sentimental. En ese momento la juez Rosell no era diputada de Podemos, sino que se encontraba trabajando en el Juzgado.

Pero esos documentos que evidencian la relación entre Miguel Ramírez Alonso –autor de esa famosa grabación–, la manipulación de la misma y el contacto y asesoramiento que recibía por parte del entorno de Victoria Rosell de la mano de Carlos Sosa no se han mencionado en la sentencia. No es que no se haya discutido su validez (de la prueba), simplemente es que no se ha mencionado.

«Pablo Iglesias, Irene Montero, la juez Victoria Rosell me han llamado corrupto y conspirador, ahora la sentencia les viene muy bien para la precampaña»

P: ¿Están utilizando su sentencia para hacer política?

R: Sé que les ha venido muy bien, cuando soplan vientos de posible convocatoria de elecciones, que una diputada (de Podemos) pueda esgrimir una sentencia en distintos medios de comunicación en los que lleva haciendo campaña desde ayer mismo por la tarde dando numerosas entrevistas. Eso le viene bien a cualquier político (…).

Podemos, Pablo Iglesias, Irene Montero, la juez Victoria Rosell ya hicieron una campaña electoral en las últimas elecciones generales en torno al nombre de Salvador Alba con mítines y mensajes en las redes sociales donde se me tachaba de corrupto, de conspirar junto con un ex ministro del PP (José Manuel Soria) con el que no me une relación alguna. A mí nunca me dio un cargo el Partido Popular. Sin embargo, a Rosell le han dado muchos cargos (Podemos). Hicieron campaña electoral y por ello están haciendo ahora precampaña con esta sentencia que les viene muy bien.

P: ¿Va a recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo?

R: La sentencia se va a recurrir ante el Tribunal Supremo en recurso de casación porque entendemos que no se ha valorado la prueba de ‘descargo’ que ha presentado el acusado y porque entendemos existen numerosas irregularidades que encajan en los motivos de interposición del recurso que recoge la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM).

Vea la entrevista completa:

Artículo Original