El Gobierno comunicó a ETA el cese a Fungairiño en febrero de 2006 para “blindar” el proceso, según actas de la banda

Argumentó que habían hecho "lo imposible" en el campo de la judicatura, pero culpó al PP ante la banda por "instrumentalizar" a los juecesOriginal Article