El 80% de los incendios en España son provocados de forma negligente o voluntaria

Como en años anteriores, las estadísticas de incendios se han ido engrosando a partir de tres tipologías de fuegos, donde la mano del ser humano sigue siendo la causa principal. Está demostrado que el 80% de los fuegos son intencionados o fruto de algún tipo de negligencia o accidente.

Destacan las quemas e incendios con fines agrícolas y ganaderos que han provocado elevados daños en las comunidades autónomas del norte y el noroeste peninsular. En estos casos, los incendiarios han aprovechado las condiciones de mayor sequedad de la primavera para provocar los fuegos.

En segundo lugar, ya llegado el final de la primavera y el inicio del verano, las negligencias y los incendios provocados en diferentes circunstancias han sido los -ya tradicionales- causantes de fuegos de esta época del año.

Las últimas estadísticas de incendios forestales publicadas por el MITECO, actualizadas a fecha 28 de julio de 2019, sitúan ya este año por encima de la media de los diez anteriores en cuanto a superficie quemada, número de grandes incendios y número de conatos de incendios

Negligencias como las que tuvieron lugar presuntamente en los grandes incendios que han arrasado miles de hectáreas en torno a la ciudad de Toledo (bomba de riego mal instalada y desatendida), en Almorox y Cadalso de los Vidrios (trabajos en una caseta) o en Tarragona (combustión de estiércol mal almacenado). O incendios provocados como los que se investigan en la Sierra de Guadarrama y que han afectado al Parque Nacional.

Por último, también se han registrado incendios por causa natural: los rayos, que este año se han cebado con algunas zonas altas de las sierras peninsulares. En los últimos años una media del 5% de los incendios tiene su origen en esta causa.

Por todo ello, Ecologistas en Acción recuerda que los incendios forestales son una realidad con la que por desgracia hay que convivir en países de clima mediterráneo como España y donde además los efectos del cambio climático agudizan la problemática.

No obstante, la organización ecologista insiste, un año más, en que se puede y se debe actuar de forma más contundente y eficaz para evitar los incendios. Miguel Ángel Hernández, portavoz de Ecologistas en Acción, ha declarado: “No debemos caer en derrotismos ni enfocar la cuestión a situaciones de las que parece no hay salida, como el cambio climático o, el último mantra, el despoblamiento y el abandono de los montes. Ninguna de estas dos cuestiones atajan lo más evidente, que debe ser reducir las causas de los incendios en su origen”.

Para evitar los incendios se deben abordar cuestiones sobre cómo hacer que los montes sean más resistentes y resilientes a los fuegos. “Al igual que se ha hecho para reducir los accidentes mortales de tráfico, hay que ir a la cuestión central del origen humano de la mayor parte de los incendios para reducirlos eficazmente”, ha matizado Hernández.

Artìculo Original