Ayuso reivindicará «los principios liberales y moderados» del PP en su discurso de investidura

La candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, reivindicará este martes, en su discurso de investidura, los principios «liberales y moderados» de su partido, según fuentes ‘populares’ consultadas por OKDIARIO.

Díaz Ayuso reafirma así el perfil que hace meses marcó Pablo Casado para liderar el espacio de centroderecha. Casado tuvo que responder a las críticas de varios dirigentes territoriales, que le acusaron de escorarse de ese espectro ideológico para competir con Vox. El líder del PP siempre descartó, no obstante, que bajo su mandato se hubiese abandonado la moderación y la centralidad.

Ayuso persistirá en esa vía, en su intervención en la primera sesión del debate de investidura, que comienza este martes en la Asamblea de Madrid. «Va a ser un discurso basado en principios liberales, moderados, transformadores, y pensando en las necesidades de los madrileños a futuro», confirman fuentes del PP.

La candidata pondrá también en valor el legado de sus precedesores del partido al frente de la Comunidad «que han llevado a que Madrid esté hoy a la cabeza de España en todos los indicadores económicos y de bienestar».

Un «programa consensuado»

Según las mismas fuentes, Ayuso aunará en su discurso el programa de Gobierno que ha pactado con Ciudadanos, y que se compone de 155 medidas, con los compromisos adquiridos posteriormente con Vox. El documento de la formación de Santiago Abascal fue avalado por el PP y por el partido naranja, lo que permitió desbloquear las negociaciones para hacer presidenta a la aspirante ‘popular’.

La candidata del PP comenzará con su intervención las dos sesiones en la Asamblea de Madrid, que culminarán el miércoles con su investidura (con los votos de Ciudadanos y de Vox).

Las negociaciones entre las tres formaciones fueron complejas, sobre todo, por el inicial rechazo de Ciudadanos al partido de Abascal. La investidura quedó definitivamente desbloqueada el pasado 1 de agosto, cuando Vox presentó una lista de condiciones rebajada, que fue aceptada por los de Albert Rivera. El líder de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, destacó que los tres partidos habían encontrado «un denominador común» y que todo lo planteado por Vox era «perfectamente asumible por cualquier ciudadano».

En su documento, Vox renunciaba a algunas de sus exigencias más polémicas, como la eliminación de determinados artículos de las leyes autonómicas del colectivo LGTBI. La formación descartó también a entrar en el Gobierno. «Desde una leal oposición, defenderemos en su integridad nuestro programa político, tal y como nos comprometimos con nuestros electores», destacaron desde el partido.

Entre sus medidas, Vox exigirá la «eliminación o reducción al máximo de todos los impuestos», la «racionalización» del Sector Público Institucional, «eliminando aquellas agencias, empresas públicas, entes y organismos que no respondan a criterios razonables de uso del dinero público», la realización de una «auditoría de las subvenciones otorgadas en la última legislatura» o la garantía de «libertad de educación».

Además, «se garantizará que los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado tengan acceso directo, de acuerdo siempre con la Ley de Protección de Datos, a la información de que dispone la Administración Regional sobre los extranjeros en situación irregular».

Artículo Original