0

En noviembre de 2017, la Armada de los Estados Unidos se vio obligada a pedir disculpas por la ocurrencia de uno de sus pilotos, que utilizó el aire blanco condensado generado por la propulsión de los motores de su aeronave para dibujar un pene gigante en el cielo del estado de Washington.

La acción causó estupor e indignación entre numerosos habitantes de la zona, que no podían dar crédito al ver la blanca silueta de unos genitales masculinos sobre el lienzo azul del cielo.

«Las acciones de este miembro de la tripulación fueron completamente inaceptables y contrarias a la ética y a los valores de la Armada», señaló la Marina en un comunicado.

Ahora, año y medio después, el portal especializado «Navy Times» ha publicado los informes de la investigación que elaboró la Armada tras el incidente, conversaciones entre pilotos incluidas.

Ese día estaba previsto un entrenamiento estándar de 90 minutos sobre los cielos del centro-norte de Washington. Dos jóvenes oficiales del «Electronic Attack Squadron 130» notaron que las estelas que producía el jet eran particularmente robustas.

Un compañero de cabina del piloto sacó el tema, según la investigación. «Mi reacción inicial fue: no, malo», declaró el piloto tras el incidente. «Pero por alguna razón desconocida, decidí hacerlo».

– «Dibuja un pene gigante», dijo el compañero. «Sería increíble».

– «¿Qué hiciste en tu vuelo?», bromeó el piloto. «Oh, hemos convertido unos dinosaurios en penes celestiales».

– «Deberías intentar dibujar un pene», aconsejó el compañero.

– «Podría dibujar uno, sería fácil», se jactó el piloto. «Básicamente, podría hacer un ocho, dar la vuelta y volver. Voy a bajar, tomar un poco de velocidad y, con suerte, salir de la estela para que no estén conectadas entre sí».

Los pilotos teorizaron sobre los detalles de su dibujo.

– «Tío, eso sería muy gracioso», dijo el piloto. «Un avión regresa a Seattle y ve un pene gigante. Casi podríamos dibujar una vena en medio también»

– «Las 'pelotas' van a estar un poco torcidas», aconsejó el piloto.

– «Las 'pelotas' están completas», informó momentos después.

«Poco después, me di cuenta del alcance de nuestras acciones», escribió el piloto. Se dio cuenta de que las estelas permanecían más tiempo de lo previsto, por lo que plantearon maniobras evasivas para garabatear el dibujo y su forma, lo que resultó ineficaz.

Una vez en tierra, los oficiales confesaron y pidieron disculpas. Ambos iban a enfrentarse ante una junta disciplinaria, pero el oficial investigador recomendó que recibieran «cartas de instrucción no punitivas».

«Aunque el dibujo del cielo fue crudo, inmaduro y poco profesional, no fue premeditado ni planificado», escribió el investigador.Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments