0

La adquisición ilegal de unos agapornis ha contagiado de neumonía a cuatro miembros de una misma familia. La Guardia Civil investiga estos hechos.

A mediado del mes de abril, según fuentes de la Consejería de Sanidad consultadas por Europa Press, se produce un brote psitacosis humana en cuatro personas, miembros de la misma familia.

Sus médicos comunican al Ayuntamiento de Murcia y a la Consejería de Salud esta situación, a raíz de que se descubre un centro ilegal de venta de aves exóticas, momento en el que también intervienen la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca y el Seprona de la Guardia Civil.

En este brote ha actuado la Concejalía de Salud del Ayuntamiento de Murcia, la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, el Seprona, el servicio de Zoonosis y el servicio de epidemiología de la Consejería de Salud y el Colegio Oficial de Veterinarios de la Región de Murcia.

Inicialmente, el diagnóstico se realiza a través de una prueba rápida, que posteriormente confirma el Laboratorio Central de Veterinaria, que depende del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

De este modo, las personas afectadas son tratadas asistencialmente en el Hospital Reina Sofía por neumonía causada por psitacosis y el Seprona interviene desde el punto de vista de un establecimiento ilegal de aves.

Desde la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud se investiga el listado de compradores de aves para comunicarse con ellos (incluso se ha contactado con la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana por existir algunos compradores de dicha Comunidad) con el fin de prevenir y salvaguardar la salud pública y el bienestar animal. Unas acciones que se llevan a cabo en colaboración con el Colegio de Veterinarios de Murcia.Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments