0

La situación vuelve a repetirse: el independentismo ha frustrado de nuevo un plan del Gobierno, en este caso, la intención de mandar al Senado a Miquel Iceta, líder del PSC. Pasó con Mariano Rajoy, está pasando con Sánchez y seguirá pasando con futuros presidentes, ya que el voto separatista sigue siendo determinante en todas las decisiones que requieran de un consenso a nivel estatal.

La decisión de JpC y ERC, no obstante, ha pillado por sorpresa a Pedro Sánchez y su reacción no se ha hecho esperar. Ha aprovechado esta disyuntiva para expresar su descontento con el asunto, reflejando un cierto distanciamiento con las formaciones independentistas catalanas pero dejando abierta la puerta al acuerdo, ya que sigue siendo fundamental de cara a su posible investidura.Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments