0

En palabras de Rubén Pérez, director de Motorola en España, se trata de «un nuevo concepto de teléfono». Uno que continúa atacando a la gama media, pero que no sigue los estándares de las demás familias de smartphones de la compañía y que, por lo tanto, no tiene que ver con la exitosa serie G.

Su nombre es Motorola ONE Vision, cuesta 299 euros y toda su tecnología está basada en mejorar la experiencia visual de los usuarios. «Sabemos que la gama media, con precios entre los 200 y 300 euros, supone ya un 30% de las ventas totales de móviles en España –afirma Rubén Pérez–. Y que es ahí donde se libran las mayores batallas y donde se da la máxima competencia. Para eso surge la nueva familia Moto One».

El primer Motorola One llegó el año pasado, y con unos resultados excelentes, por cierto. Y ahora, la firma de móviles de Lenovo vuelve al ataque con un terminal, One Vision, equipado con una pantalla de 6,3 pulgadas Full HD+ y en formato 21:9. Es decir, más estrecho y alargado, el mismo que se utiliza en las pantallas de cine.

Con una estética refinada y la parte trasera en cristal 4D, el nuevo terminal tiene la pantalla perforada, con un pequeño orificio en el que se incrusta la cámara delantera. Es decir, nada de notch.

El procesador elegido, fabricado pr Samsung, es el Exinos 9609, con ocho núcleos y una velocidad de hasta 2,2 Ghz. Un movimiento como mínimo curioso, ya que es la primera vez que Motorola abandona a Qualcomm en el terreno de los procesadores.

La memoria RAM es de 4 GB y para el almacenamiento contamos con 128 GB, ampliables hasta 512 con tarjetas de memoria externas. La batería, de 3.500 miliamperios, cuenta con el sistema de carga rápida Turbo Power, de 15 vatios.

Samsung también ha sido el suministrador de las cámaras del nuevo gama media de Motorola, uno de los puntos más fuertes del dispositivo. De este modo, tanto las cámaras traseras como la frontal incorporan la tecnología Quad Pixel, que consiste en combinar cuatro píxeles en uno para así obtener imágenes más nítidas y mejorar, especialmente, las fotografías que hacemos de noche o en ambientes muy poco iluminados.

Una cámara de 48 megapíxeles
En la parte trasera, el sensor principal es de 48 megapíxeles, un estándar que hasta hace poco era exclusivo de los teléfonos de gaama alta, pero que empieza a verse también en la gama media. La apertura focal es de f/1.7 y la cámara cuenta con un estabilizador controlado por Inteligencia Artificial.

La segunda lente, de 5 megapíxeles, está destinada a capturar la profundidad. La unión de todas estas tecnologías ha permitido a Motorola implementar un modo de «visión nocturna» que es capaz de obtener excelentes resultados cuando la iluminación es muy escasa. En palabras de David Alcázar, especialista de producto de Motorola «los sensores son capaces de aprovechar al máximo toda la luz disponible. Se trata de un gran salto de calidad en nuestros productos».

La cámara frontal, por su parte, monta un sensor (también de Samsung) de 25 megapíxeles con una apertura de f/2.0.

Siempre en el apartado fotográfico, el terminal cuenta con una opción de optimización de disparos controlada por Inteligencia Artificial. Si la activamos, el propio móvil analizará e interpretará las escenas que vamos a capturar y nos hará sugerencias, en tiempo real, para mejorar la fotografía. Por ejemplo, podrá sugerir que activemos el modo noche, o que mejoremos el encuadre, o que utilicemos el modo retrato. A diferencia de otros terminales, que reconfiguran automáticamente sus parámetros en función de lo que tienen delante, Motorola ha preferido que el móvil se limite a hacer sugerencias, para que sea el usuario el que decida cómo hará finalmente la foto.

Del mismo modo, el nuevo One Vision cuenta también con un sistema múltiple de reconocimiento automático de sonrisas. Y es capaz de reconocer hasta cinco simultaneamente. Si activamos esta función, el móvil no hará la fotografía hasta que todos los sujetos estén sonriendo al mismo tiempo. El mismo sistema funciona también con la cámara frontal.

También el modo retrato ha sido mejorado, y ahora permite elegir distintas iluminaciones, desde aplicar un fondo negro a añadir un foco de luz. Otras posibilidades del nuevo sistema de cámaras son el «Color Puntual», que nos permite resaltar un único color en la imagen, dejando el resto en blanco y negro, o el Modo Cinematografía, que nos da la posibilidad de animar el fondo mientras que el sujeto sigue inmóvil.

En cuanto al sistema operativo, y haciendo honor a su nombre, el terminal incorpora Google One, prácticamente sin personalización alguna, excepto los clásicos gestos de Motorola (foto rápida, activación de linterna y captura de pantalla con tres dedos). Las actualizaciones, pues, están garantizadas como mínimo durante dos años.

El nuevo Motorola One Vision, que llegará en los colores Azul zafiro y Bronce, estará disponible a partir de la primera semana de junio, aunque se puede reservar a partir de mañana mismo. El precio, como se ha dicho, es de 299 euros.Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments