0

A la provincia de Orense corresponde uno de los dos escaños que, de acuerdo con las encuestas que maneja el Partido Popular, se encuentran en el aire en Galicia -el otro corresponde a La Coruña-, cuando restan menos de dos semanas para que los españoles depositen su voto en unas elecciones generales donde se discute si Pedro Sánchez continuará en La Moncloa o Pablo Casado podrá encabezar un Gobierno alternativo. A Orense, precisamente, se ha desplazado Alberto Núñez Feijóo, con doblete en Celanova y O Carballiño, en busca de apuntalar un voto que confían en el PPdeG que se vaya decantando de su lado y no caiga en la bolsa de Ciudadanos. A Vox lo descartan las cuentas de Génova porque su discurso no casa con la «moderación» que caracteriza al electorado gallego.

En Celanova se dirigió Feijóo al caladero que ha dado siempre excelentes réditos a su partido desde tiempos fundacionales, el rural, y lo hizo apelando tanto a lo sentimental, a las raíces -«el Partido Popular de España se parece mucho a Galicia porque nació en Galicia», recordó-, como a lo pragmático, plasmado en el más de medio centenar de puntos que consagra su programa electoral a este sector. «El Partido Popular está, vive, cree y se hizo en el rural»: es una de esas frases redondas que dan vuelo a un discurso como el de Feijóo en Celanova, donde proclamó que «hay que reivindicar que España de vacía no tiene nada», porque «en el rural sigue habiendo muchos vecinos que verán cumplidos sus anhelos con una mayor actividad económica», según recoge Ep.

Como consta en el manual de las alocuciones políticas, el currículum propio siempre luce más enfrentado al contraste de los demás; especialmente si, como apuntó el líder del PPdeG, otros partidos no son capaces de ver «más allá de Madrid y Barcelona». No como el PP, que «no tiene que buscar en Google dónde está Celanova». Gusta de recordar Feijóo en los mítines, y siempre granjea aplausos, que Vox ha colocado a una tía de Santiago Abascal, residente en Vitoria, como número uno en la provincia.

Todavía se extendió Feijóo en los guiños a la audiencia que le escuchaba en el auditorio Ilduara afirmando que su formación enarbola «la cordialidad y unión de la lengua», a partir de un principio básico, puramente galaico y profundamente arraigado en el rural como es el «sentidiño». En clave nacional, insistió en la idea-fuerza de que «el PP es la única garantía de que Sánchez no sea presidente». «El resto», advirtió, «son ‘lerias’, perder el tiempo y marear la perdiz». Y abrochó su intervención: «No estamos para permitirnos la frivolidad de Sánchez durante cuatro años más».

Manuel Baltar, presidente provincial, subrayó que el objetivo es obtener tres diputados y tres senadores, una vez se aclare un sudoku que calificó de «difícil e imposible para cualquiera menos para el PP», que aseguró que «volverá a hacer una demostración de fuerza como hace elección tras elección. El proyecto del PP siempre gana».

«Palabras vacías»
Feijóo arrancó la mañana con el traje de presidente de la Xunta -firma con el CSIC del convenio para trasladar el Incipit al edificio Fontán-, pero pronto lo cambió por el de líder del PPdeG para poner rumbo a Lugo. Primera parada del día: una cooperativa en San Xoán do Campo, donde habló de esto, del campo, para el que reclamó un paquete de mejoras fiscales, administrativas y de telecomunicaciones. También cargó contra los «nuevos partidos que ahora se incorporan novedosamente» a este sector que «nunca les importó», a diferencia del PP, que lleva «planteando desde hace mucho tiempo» sus problemas y soluciones.

«Lo que menos necesita la Epaña vacía son las palabras vacías», señaló, en alusión velada a las fotos de algún candidato subido a un tractor. Sí necesita el rural, incidió, «un Gobierno fuerte» que negocie con Europa «la política agraria común»; «lo contrario a un Gobierno títere que para gobernar necesita del independentismo y el populismo», en clara referencia a Sánchez. Cuando concluya su agenda del miércoles, Feijóo se tomará un respiro de la campaña hasta el próximo lunes. Quedará por delante la semana decisiva antes de la hora de la verdad.Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments