0

Un día después del vencimiento del plazo que estableció la Junta Electoral Central (JEC) para que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, retirase esteladas, lazos amarillos y pancartas, en tanto que símbolos partidistas, de los edificios públicos de la Generalitat ahí siguen. No así en el Ayuntamiento de Barcelona, que retiró la pancarta con un lazo amarillo antes de que finalizase el plazo de 12 horas que este jueves estableció la Junta Electoral de Zona. Y esto después de que se produjera un enfrentamiento entre un grupo de encapuchados, que descolgó el lazo de la fachada consistorial, y varios agentes de la Guardia Urbana que recuperaron la pancarta.

Los símbolos partidistas de las formaciones independentistas y populistas continúan en los edificios de la Generalitat y, ante esta situación, Ciudadanos (Cs) presentó ayer un escrito –como respuesta al que envió a la JEC el presidente autonómico el miércoles– para que este organismo inicie «el pertinente procedimiento sancionador contra Torra», se adopten medidas provisionales «con la máxima urgencia» y se den los pasos pertinentes para ejecutar de manera «forzosa» lo acordado por la propia JEC el pasado 11 de marzo.

En este sentido, además, la formación naranja pidió a la JEC que requiera a las consejerías de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia y la de Interior, así como a los Mossos d’Esquadra, que procedan a retirar la simbología «con todos sus medios a su alcance» y que, en caso de necesidad, «se requiera el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado». Cs también exigió que la JEC tome testimonio a Torra y se lo remita a la Fiscalía por si su desobediencia tiene consecuencias penales.

Tal y como avanzó ABC, no será hasta el lunes cuando la JEC adoptará una decisión al respecto, por lo que no está previsto que Quim Torra retire los símbolos partidistas de los edificios y espacios públicos. Unos símbolos que, ya que algunos de los presos por el procés figuran con su cara en carteles y pancartas, son directamente llamamientos al voto de unas listas concretas.

Forcejeo en el Ayuntamiento
En la plaza de San Jaime, unos pocos metros enfrente del controvertido lazo de la Generalitat, la pancarta con el mismo símbolo ya no luce en el balcón de la fachada del Ayuntamiento. Pero ayer fue protagonista. Primero, por la acción de un grupo de ciudadanos durante la noche, que consiguió arrancarla con una pértiga. Hubo un forcejeo con los agentes de la Guardia Urbana que vigilaban el edificio, cartel de por medio, y el enfrentamiento, que no pasó a mayores, dejó a cinco personas identificadas. A las ocho de la mañana el gobierno municipal ya había repuesto el cartel.

La nueva pancarta, sin embargo, tuvo las horas contadas dado que el Ayuntamiento recibió a media tarde un requerimiento para retirarlo por parte de la Junta Electoral de la Zona de Barcelona (JEZ), igual que el que afecta a Torra desde hace tres días y que el gobierno autonómico ha ignorado hasta ahora.

La resolución, llegó después de la denuncia presentada por el líder del PPen Barcelona, Alberto Fernández, que pidió la retirada de los símbolos con «la mayor brevedad posible, y en todo caso antes de 12 horas» y alegó que la exposición de símbolos partidistas «vulnera flagrantemente la neutralidad del Ayuntamiento». Tras consultarlo con los servicios jurídicos, poco antes de las 23.00 horas de anoche, el Ayuntamiento informó de que «se ha procedido a la retirada de la simbología de la fachada» para "contribuir a generar un clima de debate electoral sereno y constructivo", explicaron fuentes municipales a ABC.

Con todo, las reacciones políticas no cesaron. El candidato de Cs en Barcelona, Manuel Valls, lamentó que estos símbolos «dividen a la sociedad»; y el candidato del PP, Josep Bou, aseguró que la pancarta es «una coacción al Poder Judicial».Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments