0

La política vuelve a colarse en las aulas catalanas. Bajo el lema: «Basta de represión franquista. Por la república del pueblo y los jóvenes. ¡Libertad presos políticos!», el Sindicat d’Estudiants (SE) -de extrema izquierda y con representación en los centros de secundaria y en las universidades- ha convocado para hoy en los institutos catalanes una jornada de movilizaciones coincidiendo con el inicio del juicio del «procés». La convocatoria no iría más allá si no fuera por que la Generalitat ha replanteado su calendario oficial como consecuencia de esta cita y ha pospuesto un día la realización de las pruebas de competencias básicas de 4º de ESO.

La pasada semana el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo envió un correo a los directores de instituto avanzándoles que las pruebas, que debían realizarse los días 12 y 13, se llevarían a cabo el 13 y el 14. Ayer, en la web del departamento de Educación se anunciaba oficialmente el aplazamiento y la causa. «Ante la convocatoria de la huelga de estudiantes prevista para el día 12 de febrero, y para no interferir en el derecho de huelga, las pruebas de este día se pasarán al 14 de febrero. La evaluación tendrá lugar, entonces, los días 13 y 14».

Antonio Jimeno, presidente del sindicato
AMES, considera que este hecho es una prueba de como la Generalitat «alienta» la politización de la enseñanza. A su entender, el aplazamiento demuestra «de nuevo como se usan las aulas como canteras de votantes del independentismo». Por otro lado, a la huelga política general, convocada para el próximo día 21 por Intersindical-CSC, se ha sumado el sindicato Ustec, mayoritario en la escuela pública, así como el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y la plataforma Universitats per la República. Aunque los motivos del paro eran «sociales y laborales», tanto las centrales como los partidos participantes reconocieron implícita y explícitamente también «su base política».

«La república en las aulas»
La sectorial de Enseñanza del sindicato Intersindical-CSC emitió un comunicado, al que ha tenido acceso este diario, en el que apuntaba que «la República comienza en las aulas» y en el que animaba a los trabajadores a «ser una pieza fundamental» en la lucha por la independencia de Cataluña. Por su parte, la Plataforma Universitats per la República anunció ayer una campaña de movilizaciones «constantes» hasta conseguir la libertad de los políticos presos y el retorno de los que se encuentran en el extranjero. Miembros de la plataforma leyeron ayer un comunicado en el que califican de «vergüenza» el juicio contra los presos políticos, por lo que anunciaron que la campaña se llevará a cabo bajo el lema: «No es un juicio, es una vergüenza».

La plataforma anunció, asimismo, que se sumarán a la huelga del 21 de febrero y que están organizando un acto de reivindicación en la Universidad Autónoma para el próximo 14 de marzo. Por otro lado, en el ámbito sanitario, también se notaron las vísperas del juicio. Según ha podido saber ABC, la consejera de Salud, Alba Vergés, asistirá hoy a un acto en apoyo de los presos catalanes organizado por el Colectivo Clínico para la Democracia (CCD), un grupo creado por profesionales del Hospital Clínic defensores del procés. Se da la circunstancia de que en esa misma hora y en el mismo centro hospitalario se celebrará, sin la presencia de la consejera, una rueda de prensa para presentar un estudio pionero a nivel internacional sobre una de las leucemias infantiles más letales.Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments