0

Las
joyas
son el complemento femenino por excelencia y el más antiguo y nos permiten conseguir el toque de distinción que queremos dar a nuestro vestuario. Pero debemos ser cuidadosos en su elección porque el abuso de las joyas o la bisutería puede provocar el efecto contrario.

Si se tiene la suerte de tener muchas joyas de gran valor, no se trata de salir a la calle con todas ellas puestas. Es un gesto de ostentación que puede ser mal interpretado y, en lugar de proyectarse como una persona elegante, puede dar una imagen excesivamente artificial. Hay pues que saber elegirlas en función del momento del día, del evento al que se asista, de la estación del año o de la ropa que se lleve en cada momento.

Ver fotos

Alta joyería: piezas originales de los grandes maestros de las gemas

En la elección de las joyas la regla de oro es que la calidad debe primar sobre la cantidad. Es preferible llevar unos pendientes y un anillo ya sea de oro, con o sin piedras preciosas o una bisutería fina y delicada, a sobrecargarse de piezas de bisutería de mala calidad.

Siempre es mejor poco pero auténtico que mucho de imitación. No significa que no sea elegante llevar bisutería, sino que el buen gusto en la elección personal de la joyería o la bisutería radica en una mezcla de sencillez y discreción.

Es importante no recargarnos y aplicarnos la máxima de menos es más. Una buena joya resulta agradable a la vista y se luce, siempre que sepamos cuál es la ocasión adecuada, la hora oportuna y el vestuario correcto. No todo lo caro es necesariamente bonito y una bisutería fina, bien elegida, también puede hacer perfectamente la función.

Hoy en
Summum
, te damos algunas pautas que deberías seguir a hora de sacar tus piezas del joyero:Original Article


Like it? Share with your friends!

0
admin

0 Comments